El Palacio de Benamejí, Monumento Nacional declarado Bien de Interés Cultural, comenzó a construirse a principios del siglo XVIII, siendo uno de los modelos de arquitectura civil en el barroco español y una de las joyas del gran siglo ecijano.

La enorme fachada es de ladrillo con zócalo de piedra y una hilera de balcones en la primera planta. Posee don grandes torres en los extremos que determinan la nota de verticalidad en el aplomado conjunto, cuya sobriedad y monotonía rompe la gran portada.

Originariamente, el edificio perteneció a los marqueses de Benamejí. Más tarde, albergó un centro de Remonta de caballos Militar y desde 1997 es sede del Museo Histórico Municipal. En su interior, se exhiben numerosos restos arqueológicos entre los que destacan la interesante colección de piezas metálicas prehistóricas, las tres estelas de guerreros, la Pieza de Écija (una pieza singular de orfebrería tartésica), espléndidos mosaicos romanos y excepcionales esculturas como la ‘Amazona herida’, de interesantes colecciones de inscripciones, capiteles, mosaicos o diverso material de  uso doméstico de la época romana e islámica.

En el interior del palacio se pueden visitar también las Cabellerizas del Palacio de Benamejí, del siglo XVIII, que alberga el Centro de Interpretación Visual Ecuestre, un magnífico espectáculo de luces y sonidos de 270 grados sobre el mundo del caballo en Écija.

Es interesante también admirar el Mirador de Benamejí, ubicado en la esquina de calle Cánovas del Castillo. Data del siglo XVIII y está formado por portales de planta baja, con galerías abiertas en dos o tres plantas, apeando sus arcadas sobre soportes característicos de la época y con los típicos guardapolvos, utilizando para ello los voladizos de los balcones. Posee una decoración polícroma de la fecha, que contribuye a otorgarle finura y gracia.

Dirección

Dirección:

C/ Cánovas del Castillo, Écija

GPS:

37.5394147, -5.079591599999958

E-mail:
Como llegar